Red Proteger®

Principal Arriba

Evaluación de Explosiones

 

La tabla siguiente ofrece una guía básica para que se pueda comparar las características de los diversos destrozos y combustibles en las explosiones. Esta lista puede ayudar a incluir o eliminar distintos tipos de explosiones o explosivos en su evaluación del lugar.

 

Características Típicas

Gases más ligeros que el aire

Gases más pesados que el aire

Vapores líquidos

Polvos

Explosivos

Humos

BLEVE

Daños leves

3

4

4

2

2

5

2

Daños graves

2

1

1

2

3

0

2

Explosión secundaria

3

3

2

4

0

1

0

Bolsas de gases/vapores/polvos

3

2

2

2

0

0

0

DeflagraciónA

4

4

4

4

1

5

4B

Detonación

1

1

1

1

4

0

1B

Gases subterráneos

2

2

2

0

0

0

0

BLEVE

2

3

5

0

0

0

5

Incendio post-explosión

3

3

4

3

1

5

3

Incendio pre-explosión

2

2

2

3

2

5

4

Explosión con cráter

0C

0C

0C

0

4D

0

2

Energía mínima de igniciónE (mJ)

0,17 - 0,25

0,17 - 0,25

0,25

10 - 40

E

 

F

 

0

Nunca

1

Raras veces

2

A veces

3

Con frecuencia

4

Casi siempre

5

Siempre

 

A: En determinadas circunstancias, una deflagración puede terminar en detonación.

B: La resistencia del recipiente puede hacer que la onda expansiva se propague a velocidad menor que el sonido.

C: Los gases y vapores pueden producir cráteres si están en recipientes pequeños y si los materiales sobre los que explotan estaban muy comprimidos o dispersos.

D: Todos los explosivos de gran potencia y algunos de baja potencia producen explosiones con cráter si los materiales sobre los que explotan estaban muy comprimidos o dispersos.

E: La energía de ignición varía mucho. La mayoría de los modernos explosivos de gran potencia están hechos de modo que son insensibles a la ignición. La energía de una detonación suele llegar hasta nueve veces la magnitud de la energía mínima de ignición.

F: Las BLEVEs no son explosiones con combustión, por lo que no necesitan ignición.

 

Definiciones

 

Daños Leves: Este tipo de daño se caracteriza porque las paredes se abomban o se caen, prácticamente intactas, al lado del edificio. Los tejados se pueden elevar ligeramente y volver casi a su posición original. Las ventanas saltan de sus marcos, a menudo sin que se rompan los cristales. Se producen escombros generalmente grandes y a poca distancia. Los daños leves producidos por explosiones se deben a un aumento lento de la presión.

Daños Graves: Este tipo de daños se caracteriza porque los muros se desprenden del edificio produciendo escombros pequeños y pulverizados. Dentro del edificio, las paredes, techos y otros elementos estructurales se agrietan o desprenden y el edificio puede hundirse totalmente. Se encuentran restos a gran distancia, hasta varios centenares de metros. Los daños graves producidos por explosiones se deben a un aumento rápido de la presión.

Explosión con Cráter: El cráter de una explosión es el hueco o centro de mayores destrozos, situado en su punto de iniciación (epicentro). Del cráter pueden salir despedidos materiales que van desde grandes piedras hasta polvo fino. La existencia de un cráter indica la explosión de una fuente de combustible concentrado en contacto con él o muy próximo. Sólo hay determinados tipos o formas de explosivos que producen explosiones con cráter, como los propios materiales explosivos, las calderas de vapor, gases o vapores combustibles a presión y las BLEVEs que se producen en recipientes relativamente pequeños, como botes o barriles. En general se acepta que, para que se produzca explosiones con cráter, la velocidad de la onda expansiva debe ser superior a la del sonido (detonación), a no ser que el cráter esté producido por metralla procedente de un recipiente roto.

 

Referencia:

"NFPA 921 - Guía para las investigaciones sobre incendios y explosiones. Edición en castellano 1995. Editorial MAPFRE.

 

 

Sitio desarrollado por el Ing. Néstor Adolfo BOTTA para RED PROTEGER®.
Enviar correo electrónico a webmaster@redproteger.com.ar con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2000-2012 RED PROTEGER®
Última modificación: 02 de Agosto de 2012